miércoles, abril 19, 2006

Semana ¿santa?




Neo-Arco del Triunfo en La Defense

Ya ha pasado ese pequeño oasis que es la Semana Santa. La commemoración del ajusticiamiento de un barbudo, independentista, comunista, ahora convertido en símbolo de la derecha, es aprovechada para alejarse lo más posible de una realidad cotidiana que aburre a otra que generalmente no se ajusta a la idea inicial. Me refiero claro está al tiempo para llegar al destino, de la masificación,...
Lola y yo después de descartar Asturias, Cantabria, Granada, el sur, bizkaia,... (todo colapsado) nos fuimos a París en una decisión de última hora.
Yo ya había estado allí después de un pedazo de viaje de Interrail con Jon 'il grande' 'il maestro di la raspatta' (y yo un buen aprendiz), pero estaba claro que ir con la neska le iba a dar otro punto completamente diferente.
Diez horas de BUS amenizadas con la imprescindible almohada y antifaz de viaje, "King of Blue" de Miles Davis y "Tokyo Blues" de Murakami (6/10, viaje a la madurez rodeado de Hikikomoris y suicidas en plan "El guardian entre el centeno")
Es curioso como la gente accede a pagar por hacer las excursiones con la agencia pagando un 200% más de lo que te cuesta por tu cuenta. ¿Tan difícil es coger un metro?
Defina en una palabra París: Colas. Mucha paciencia es lo que hay que tener para verlo todo. Una hora la Santa Capilla (que sí, ahí coronaron a Napoleon pero no es más que una bonita vidriera), hora y media La Torre Eiffel (o era Kipling, solo para gente de La Semana)...pero no es nada con los 45 minutos que se paso Lola delante de Variantes (rue St Andre des Artes) pedazo de librería especializada en ajedrez, vamos el paraiso. Me hubiese llevado todo pero me quede con: "Tal - Botvinnik 1960" Tal, "Art of Attack" Vukovic y "I Play Against Pieces" Svetozar Gligoric, ese Natxo -pena de partida contra Argandoña en el Open en última ronda con posibilidades de quedar entre los 10 primeros, a pesar de todo felicidades-.
El viaje a París incluia transporte a Eurodisney, que por mi se podían ahorrar, pero como a Lola le hacía ilusión...El horror: consumismo infantil desatado (papa papa quiero, quierooo el traje de bella, ahora el de blancanieves -cuento popular europeo con copyright Disney, como tantos otros-, el mickey de peluche, la gorra, la sudadera,...) En Eurodisney el 40% son tiendas, 35% restaurantes mejicanos, tejanos, fantasianos,... (todos con diferentes nombres de platos pero con la misma hamburguesa y pizza).
Para Lola fue mucho peor porque no puede ni montarse el montaña rusa del parque de Igueldo y se monto por un despiste en el Space Mountain 2 , yo por lo menos disfrute (gira bastante), Big Thunder Mountain (una versión descafeinada de La Estampida, una hora de cola), Indiana Jones (con un looping 360 pero breve).
Ultimo día sprint: Notre Dame (una hora de cola para subir arriba, escaqueada), Santa Capilla, Jardines de Luxemburgo, zapatillas (escaparate, dependiente, bajada a una almacen, negociación en Frankinglis, pagar en cash, sorprendetemente dinero a cartera del dependiente, zapatas a la mochila, pasar despidiendose delante del dueño), La Defense (lo mejor), Sacre Coeur, Arco del Triunfo y Jardines de Luxemburgo, McDonnalds, cama, 10 horas de bus (18.30), media hora para llegar a casa coger la tabla (19.00), hora y media, salir del agua. Felicidad.

2 comentarios:

Roberto Arróniz dijo...

El martes casualmente le vi a Natxo en el FNAC (sección de ajedrez) y me dijo que no tuvo oportunidad alguna.

Por cierto, algún día te caerás con esos giros que haces al saludar, txikilin!!!

Igor dijo...

Iñigo es mucho Iñigo.