miércoles, agosto 02, 2006

Empezando a aterrizar

Estambul desde la torre Galatas; Topkapi, Ayasofya (Santa Sofia) y La Mezquita Azul al fondo. Delante la barcos cruzan El Cuerno de Oro y detrás se extiende el Mar de Marmara.

Parece que ha pasado una eternidad desde que volví de Turquía y deje atrás el queso feta para desayunar-comer-cenar (por no hablar de berenjenas, pepinos y sandías), las llamadas a la oración intemp
estivas (Turquía laica, ¡ja!) y sobretodo, lo que espero dejar muy atrás, son las miradas de TODA Turquía clavadas en el mini escote de mi neska.
La occidentalización de Turquía es una labor que Atatürk no pudo completar -llama la atención el culto que se procesa todavía a su imagen, practicamente 70 años después de su muerte. Ver mujeres cubiertas de negro de pies a cabeza (guantes incluidos) a las que para dirigirte tienes que utilizar a su marido de interlocutor es algo común (puede ser debido al turismo arabe exterior). Otra cosa que llama la atención es el cántico hipnótico de la llamada a la oración que se
pregona 5 veces al día a través de los altavoces de los minaretes de las decenas de mezquitas que se extienden a lo largo de la ciudad, un cántico que a medida que se acumulan los dias que te despierta a las 5 de la mañana aborreces y piensas la publicidad que supone para una religión ese hecho, ¿cuando trabaja esa gente con tanta oración?
También es muy pesado lo del comercio, para ellos somos como tontos forrados de dinero que desean gastarse su dinero en cualquier pijadilla. Por lo calle continuamente te entra gente a venderte cosas, y tu: no quiero, no, no, ...¡¡¡¡nooo!!!!
Que Turquía e
ntre en la UE depende de que se modere la influencia que tiene el ejercito sobre el gobierno, el laicismo, abolición de la pena de muerte y que mejore su economia (tasas de paro femenino altísimas) y el papel de la mujer en la sociedad.
Istanbul es un caos en el que merece la pena meterse porque buceando en el caos encuentras joyas que merecen la pena. Al caos de tráfico, al comprame colonia Hugo Boss 3 YTL les acompañan joyas arquitectonicas de un pasado dominado por emperadores romanos y sobretodo sultanes que se regalaban toneladas de oro y piedras preciosas. Mezquitas (Sofia, Azul), palacios (Topkapi y Domelbahce con sus zonas para el harem, el lujo y sus tesoros), sus baños (en Cimberlitas) y bazares (Kalikaparsi el más famoso y turístico, el de las especias o e
gipcio el más auténtico)

Para ir vuelo y hotel los contratamos por agencia, salía igual o más barato a comprar solo el vuelo ida y vuelta por internet, y luego en Estámbul ya contratamos a través de una agencia turca el viaje a Efeso (ruinas grecorromanas) y Pammukkale (ruinas de Heraklion y las terrazas de cal) a un precio asequible. Inicialmente la idea era volar a Atenas, recorrer islas del Egeo y luego irrecorriendo la costa hasta Estámbul pero se disparaba el precio del viaje (otro año en velero, eh Patxi).

Pammukkale


















Para la gente que este interesada:

Moverse por Estámbul callejeando es muy comodo pero tienes un único tranvía que la recorre y conecta los puntos más importantes, si se van 3 o más sale mejor el taxi. No tienes problemas para encontrar cajeros, pero también aceptan euros, al cambio 2YTL(nuevas liras turcas) equivalen a 1€ (estando a 1.96 YTL el €). La única oficina de información turística de Estambul que vimos está en Universitas (ver parada del tranvía) allí dispondremos de buenos mapas pero una información de horarios un tanto precaria. Los autobuses son muy buenos en toda Turquia, limpios, rapidos, comodos, servicio de bebidas y colonia gratuito,... lo malo la cantidad de paradas que hacen.

Antes del viaje algunos vimos la grata sorpresa que se llevaban Aitor y Oihana al recibir un puzzle de 4000 piezas como regalo de bodas y como Bob Dylan se comía unas frambuesas, tocaba el piano (cantar poco y guitarra cero), recogía el cheque y se iba entre fuegos artificiales. Macaco divertido.
Después como todos los años el Jazzaldia hizo aparición con el brillo de Keith Jarret y Herbie Hancock, alejado de Rock It. Conciertos que me he perdido. Se agradece la carpa verde de la Zurriola con sus conciertos gratuitos al aire libre (cita que es ya un clásico del ñoñostiarrismo)
El domingo 30 de Julio se celebro la travesía a nado Getaria-Zarautz pero las previsiones indicaban que la tormenta tropical Beryl dejaría una buena marejada y opte por el surf,
todavía me queda la travesia del paseo nuevo que el 15 de Agosto organiza el CD Fortuna (la Getaria-Donostia en piragua el 13). No se si serán los fondos pero en la Zurriola, si el viento no ayuda mucho, tenemos un cerrote que limita bastante la diversión surfera, de todas formas cuando cuadra la gran izquierda, cuadra. Beryl se va un poco decepcionante.
Todo esto en medio de una mudanza express que hace que deje Gros por Amara, poco a poco.

4 comentarios:

Roberto Arróniz dijo...

Si es que ya ni te veo. ¡Musul-man!

Igor dijo...

si no me miras ¿como me vas a ver?

Roberto Arróniz dijo...

Pues a tus padres les he visto hoy mismo, pero a tí...

Edu dijo...

Si es que entre lo que ha adelgazado este chico y lo que le absorbe la neska (brikonsejo), no me extraña que no le veas.
Saludos